Connect with us

Yo Amo Canarias

El increíble cementerio submarino de La Palma

La Palma

El increíble cementerio submarino de La Palma

Como algunos saben, nuestra isla bonita, cuyo nombre histórico es San Miguel de la Palma, es un cúmulo de historias que se han ido pasando de padres a hijos y algunos, está reflejados en los libros de historia. Historias tan sorprendentes como la de el “cementerio hundido” en las profundidades de nuestras aguas.

Situado entre la Punta de Malpica y la Punta de Fuencaliente, cerca de la llamada Boca Fornalla , conocida por los pescadores como Cueva de las Paloma, custodiada por varias especies marinas de rayas y algunas mantas, atravesando una ruta para expertos buceadores de aproximadamente una aguja de 30 a 50 metros y sorteando corales negros y anguilas jardineras llegas al arrecife y adentrándote hasta lo más profundo, allí puedes disfrutar de la maravillosa experiencia de encontrarte con el llamado “cementerio”. Formado por impresionantes cruces de piedra hundidas y colocadas como monumentos en memoria de 40 religiosos que fueron asesinados a manos de los piratas, dirigidos por el corsario Jacques Souri que se encontraba al mando del navío de guerra “Le Prince“. Pudo interceptar al galeón de los clérigos cuando éste se aproximaba a la Punta de Fuencaliente aprovechando los vientos favorables. Esto sucedió al amanecer del día 15 de julio de 1570. Los piratas lanzaron por la borda los cuerpos, algunos de ellos aún con vida aunque mal heridos, hasta que los vieron hundirse en el mar. Sólo había quedado con vida el cocinero, un joven que era sobrino del capitán del navío ya asesinado. Éste, conmovido por el destino de sus “hermanos” decide vestirse con el hábito religioso y se declara jesuita. Éste fue degollado y arrojado al mar. Los piratas se dirigieron posteriormente a San Sebastián de La Gomera. A pesar del gran hecho histórico y religioso que hemos contado, muy pocos palmeros y resto de los canarios conocen ésta historia.
El 11 de mayo de 1854 el Papa Pío IX los beatificó y en el santoral católico aparece esta festividad el 15 de julio. En 1999 se colocaron en el fondo del mar, a veinte metros de profundidad aproximadamente, en donde se cree que fueron arrojados los jesuitas, cuarenta cruces de piedra en memoria de estos mártires. Dicho lugar es el que denominamos el “cementerio”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in La Palma

Trending Ahora

¡Únete Ahora!

To Top
X