Connect with us

Yo Amo Canarias

Historias fantasmales en Canarias

Gran Canaria

Historias fantasmales en Canarias

Muchas son las historias o leyendas que se pueden escuchar en cada una de las islas. Trasmitidas de boca en boca por nuestros antepasados o bien, reflejadas en los libros de historia de nuestras islas, ya que muchas de ellas ocurren en escenarios emblemáticos o que forman parte de la historia de Canarias.

Estos son algunos ejemplos de esas historias que pueden ponernos los pelos de punta.

Catalina Lercaro y el Museo de Historia de La Laguna

Casa Lercaro

Extraída de kevxox.blogspot.com

Esta leyenda es una de las más conocidas de la ciudad de La Laguna en la isla de Tenerife. Catalina Lercaro fue una joven cuya casa era la llamada Casa Lercaro, actualmente es el Museo de Historia de Tenerife. La historia relata que en el siglo XVI, Catalina, hija del noble Antonio Lercaro, fue obligada a contraer matrimonio, como era costumbre en la época, con un hombre mucho más mayor que ella. La joven en medio de su desesperación, decidió quitarse la vida el mismo día de su boda lanzándose a un pozo situado en la parte trasera de la casa y que actualmente se encuentra tapiado. Al haberse suicidado, la iglesia se negó a que el cuerpo de la joven fuera enterrado en un cementerio, por lo que se le dio sepultura en una de las estancias de la casa. Tras estos hechos, la familia Lercaro se trasladó a vivir al municipio de La Orotava. Desde entonces son muchas las personas que afirman haber escuchado voces, lamentos y pasos por las instalaciones.

El árbol de Casandra y la Presa de las niñas

Árbol de Casandra

Extraída de fotolog.com

Esta historia está recreada en la isla de Gran Canaria. Existen varias versiones para esta historia. En general cuenta la historia de Casandra, una joven que fue acusada de estar maldita y de practicar la brujería. En esos tiempos, el miedo a la brujería era tal que no dudaban en acabar con todo aquel del que se sospechase que practicaba algún tipo de magia blanca o negra. La joven fue quemada viva. En algunas versiones, este trágico final era provocado por el pueblo y en otras por su propio padre.

Una de las versiones más extendidas cuenta que Casandra se juntó con un joven siendo aún una adolescente. El padre de Casandra no consentía que su hija estuviera enamorada con su edad, por lo que asesinó al joven. La niña juró vengarse e hizo un pacto con el demonio para maldecirlos a todos. Su familia, por miedo a sufrir la maldición, encadenó y quemó a la joven en un árbol.
Otra versión de la historia cuenta que Casandra se quedó embarazada y dio a luz 2 niños. La joven, preocupada por el posible abandono del padre de sus hijos, pidió al diablo que le concediera la eterna juventud. A cambio, ella accedió entregar a sus hijos. La noche de luna llena, Casandra se dirigió al árbol para entregar a los niños al demonio, pero el padre la descubrió. En defensa de los pequeños, ató a Casandra al árbol y acabó con su vida prendiéndole fuego.

Y por último, otra versión bastante extendida, que da a su vez nombre a la presa donde se encuentra el árbol cuenta que un colegio fue de excursión a la Presa de las Niñas y todo transcurría tranquilamente hasta que cuando llegó la noche, uno de los profesores se dio cuenta de que Cansandra, una de las niñas a su cargo, había desaparecido. Por mucho que la buscaron no consiguieron encontrarla. Entrada la noche, se escucharon gritos y llantos. Al día siguiente, encontraron el cuerpo sin vida carbonizado de la niña, atado a un gigantesco árbol y con señales de haber sido torturada. En posteriores excursiones al lugar, fueron varias las niñas que desaparecieron en las noches de luna llena, y siempre que ocurría se escuchaban llantos y risas escalofriantes de una niña.

 

fuente
kevxox.blogspot.com
www.gevic.net

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Gran Canaria

Trending Ahora

¡Únete Ahora!

To Top
X